Ideario

El derecho inalienable que tienen los padres de elegir el tipo de educación que deseen para sus hijos -afirmado expresamente en la Declaración de Los Derechos Humanos, artículo 26, y por el Concilio Vaticano II- solamente tiene realidad si existe un pluralismo educativo que responda a las distintas opciones de los padres, pero exige también que cada centro docente mantenga inalterable su propia identidad, impartiendo una educación coherente y armónica. Sólo así podrá cumplirse el compromiso contraído con los padres que lo eligieron para educar a sus hijos.

El objetivo del Colegio Mater Amabilis, según se manifiesta en el artículo 3 de sus Estatutos, al que debe dirigirse precisa y totalmente la actividad de la Dirección, personal docente, padres y alumnos, es la educación de éstos, entendida como:

1º El pleno desarrollo de la personalidad mediante una formación humana integral y el respeto de los derechos y libertades fundamentales inherentes a la naturaleza y dignidad del hombre, de conformidad con los artículos 10º, 1º y 2º de la Constitución

2º La adquisición de hábitos de convivencia, intelectuales y de trabajo, junto con la capacitación para el ejercicio de actividades profesionales.

Este Centro, en uso del derecho Constitucional de libertad religiosa, declara ser confesionalmente católico. Por tanto, la Entidad se compromete a que las Enseñanzas, tanto en el orden científico, en el humano como en el religioso, han de estar inspiradas por el Magisterio de la Iglesia Católica.

PRINCIPIOS QUE PRESIDEN

La educación

El Colegio se considera como ámbito de convivencia y como lugar de aprendizaje sistemático y de formación de los alumnos.

En él la educación implicará el ofrecimiento contínuo, por parte de los educadores, de un sistema coherente de valores, conceptos y normas técnicas, que los alumnos son invitados a asumir activamente y a integrarlos como factores de maduración d esu propia personalidad.

La formación cultural y técnica, el desarrollo del propio criterio y el uso responsable de la libertad son, al mismo tiempo, objetivos y medios de la educación.

Las actividades del Colegio se concretarán en los planes de estudio y en el de formación humano espiritualque integran el proyecto educativo.

La disciplina escolar se considera factor importante, tanto respecto a la formación personal como a la convivencia colegial.

Junto a la exigencia con rigor del aprendizaje de los conocimientos de las distintas áreas culturales, se procurará con singular empeño el desarrollo de la capacidad de estudio y juicio crítico de los alumnos.

El Colegio aspira a que sus alumnos adquieran una piedad sólida y fuerte, apoyada en una intensa formacióm doctrinal religiosa -fiel as las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia-, que les permita actuar con criterio seguro en las diastintas circunstancias de la vida.

Será tarea preferente el desarrollo de las virtudes humanas de los alumnos y de las virtudes sociales y cívicas, procurando el fortalecimiento de los hábitos de convivencia y cooperación.

La educación se entiende como un proceso de perfeccionamiento de la vida humana que facilite el logro del último fin. Por tanto, estará precedida por un criterio de unidad de vida que considere los distintos factores de la existencia humana y sus distintas manifestaciones.

Participación

Forman parte de la comunidad educativa los padres, los profesores y los alumnos.

Su participación, que se regirá por las disposiciones presentes y por las futuras que al efecto se promulguen, estará presidida por los principios que se enuncian en el presente documento, los cuales informan el proyecto educativo y normativa precisa para su ejecución y desarrollo.